Últimas noticias

Atletismo

Deporte Infantil

Deporte femenino

miércoles, 9 de abril de 2014

El pasado fin de semana fue intenso para el Club Litera Montaña con tres actividades

Sábado 5, Iniciación a las vías ferratas

La sección de Escalada del Club Litera organizó para el sábado 5 de abril una actividad de iniciación a las vías ferratas. Así, todos los socios interesados en conocer esta modalidad deportiva podían hacerlo en condiciones de seguridad, con el material adecuado y asistidos por los coordinadores y compañeros con más experiencia. La respuesta fue muy buena y una docena de personas participaron en la actividad, la mayoría de la cuales sin experiencia previa. En primer lugar se dirigieron a Bierge, donde tras las explicaciones pertinentes acerca del material y la técnica de progresión, realizaron la vía ferrata de Peñas Juntas, en la cual se cruza el río hasta en tres ocasiones por sendos puentes tibetanos. A la finalización se dirigieron a Rodellar, para realizar la vía ferrata del Espolón de la Virgen. Durante la aproximación hubieron de descalzarse para cruzar el río Mascún en varias ocasiones, crecido, ya que el inicio de la ferrata se encuentra unos metros aguas arriba de la surgencia del Mascún. En esta ferrata los participantes tomaron contacto las verticalidades y las grandes alturas, además de un paisaje espectacular, con vistas al Cabezo de Guara, nevado, y la ciudadela del Mascún. Una actividad altamente satisfactoria para todos.




Domingo 6, Ascenso al Baziás, Panticosa

Aprovechando las buenas previsiones meteorológicas tras una larga semana de mal tiempo, la sección de montañismo decidió, tras una llamada al refugio Casa de Piedra de Panticosa para preguntar por el estado de los picos de la zona, acometer el ascenso del Baziás. Se trata de una ascensión clásica en la zona y muy frecuentada por esquiadores de montaña, ofreciendo bellos paisajes durante el ascenso y una vistas magníficas en su cima, con el Vignemale a un lado y los tresmiles de Panticosa (Algás, Argualas, Garmo negro, Aguja, Arnales, Infiernos) al otro. Este pico se propuso como preparación para el ascenso al Aneto y como práctica para aquellos socios que realizaron el Curso de Alpinismo de Nivel II. Madrugaron para poder pisar nieve dura durante el ascenso, antes de que el calor del día la ablandase, dificultando la progresión. La ruta es pendiente y tiene pocos descansos, pero las vistas compensan y el día acompañaba. La cima fue disfrutada durante largo rato, sin viento y temperatura agradable. Durante el descenso, la nieve blanda atormentaba a los montañeros con constantes resbalones o súbitos hundimientos que exigían un esfuerzo adicional, pero estaba dentro de lo previsto debido a las fechas en las que nos encontramos. El agua del deshielo producía grandes cascadas y largos y profundos cortes en la nieve en las torrenteras. Ya es primavera, coincidieron todos.


Domingo 6, Jornada medioambiental y senderismo infantil


El domingo 6 de abril a las 10:00 se concentraron 32 personas en la estación de autobuses de Binéfar para dirigirse a la Sierra de San Quílez de Binéfar, organizados en coches particulares, con el fin de colaborar en la jornada medioambiental del Club Litera. Esta jornada consiste en la repoblación, riego y limpieza de una zona de la sierra asignada al Club Litera para su cuidado. Esta zona está ubicada en el paraje de La Cornera, antigua escombrera municipal ubicada junto al Campo de Tiro. Allí Ana Adán, técnico medioambiental del Ayuntamiento de Binéfar, les dio una pequeña explicación sobre la zona y la forma aconsejable de plantar, seguida de una demostración práctica. Tras la explicación, pequeños y mayores procedieron afanosamente a plantar los tamices, planta de carrasca, bellotas sembradas... que les fueron proporcionadas. Luego fueron regadas cuidadosamente por los más pequeños. Para el riego, fue colocado en el lugar un depósito de 1000 litros de capacidad, identificado con "Club Litera Montaña" pintado en sus costados y subvencionado por el Ayuntamiento de Binéfar. Ya cerca de las 14:00 se desplazaron dentro de la sierra a la zona conocida como Huerto de Don Hipólito para disfrutar de una comida ensalada y carne a la brasa, bebidas y postre. Por la tarde, para aprovechar el magnífico día, todos realizaron una caminata recorriendo las sendas del pinar, la de la cueva, continuando hasta el punto geodésico para terminar regresando al punto de partida. Para terminar lo recogieron todo y limpiaron la zona utilizada, como debe ser, habiendo dejado al partir una Sierra de San Quílez mejor de lo que estaba a su llegada, gracias a su esfuerzo y voluntad.


 
Copyright © 2014 DeportesHuesca